Buscar este blog

Cargando...

viernes, 4 de noviembre de 2011

EL PODÓMETRO

Hoy vamos a tratar el primer aparato tecnológico usado en entrenamiento, sobre todo en atletismo. Empezaremos con uno de los más sencillos, el podómetro.

La definición más sencilla de podómetro la encontramos en la RAE, la cual dice que es un “Aparato en forma de reloj de bolsillo, para contar el número de pasos que da la persona que lo lleva y la distancia recorrida”. Esta es la idea original con la que se crearon los podómetros pero en la actualidad se pueden encontrar podómetros que además de estas funciones incorporan la medición de quema de calorías, la velocidad, la cadencia del caminar de una persona o incluso los hay con USB mediante el cual se pueden pasar los datos al ordenador, de tal manera que la persona puede crear un registro de su actividad diaria.

Podómetro con USB
                              

Los podómetros registran el número de pasos gracias al sensor interno que poseen y que detecta el balanceo de la cadera producido en cada zancada. La precisión de estas mediciones dependen de: ser capaz de mantener una zancada estable y colocar el podómetro en un lugar adecuado donde detecte correctamente las oscilaciones producidas en cada zancada. Normalmente se sitúa a la altura de la cadera pero un buen sitio también sería justo por encima de la rodilla.

Para conseguir que estos datos sean fiables, debemos tener en cuenta dos aspectos antes de comprarlo: la exactitud y la exhibición. En cuanto a la exactitud, debemos conseguir un podómetro que proporcione lecturas exactas de los datos, evitando los que sean demasiado sensibles ya que pueden contabilizar como pasos cualquier otro movimiento. Lo ideal, un podómetro al que le podamos ajustar nosotros mismos la sensibilidad. Por otro lado, haciendo referencia a la exhibición, debemos elegir un podómetro que podamos leer sin que nuestro movimiento regular sufra desviación alguna.

Existen diferentes tipos de podómetros amoldados a las necesidades de cada persona, como ya se ha citado anteriormente. A continuación, explicaré brevemente algunos tipos existentes en la actualidad:

Podómetros del paso: son los más simples. Se usa únicamente para contar pasos y carece de otras funciones adicionales. Son fáciles de utilizar y no tienen que ser programados para actuar.



Podómetros de la distancia: Cuentas los pasos y la distancia cubierta. Requieren, generalmente, programar la longitud del paso en el dispositivo.


Podómetros de la quema de calorías: Además de la función básica del podómetro (contar pasos) incluye el número de calorías quemadas durante el período de supervisión. Tienen que ser programados con la longitud del paso, el peso, la edad y el género del usuario.

Podómetros de GPS: Utilizan tecnología por satélite para medir más exactamente la velocidad y distancia de la medida cubierta, así como altitud y las calorías quemadas. Se llevan en la muñeca y requieren generalmente programación.

Podómetros de la especialidad: Se diseñan para usos específicos. Por ejemplo para gente con dolencias que piden supervisar funciones específicas del cuerpo. Incluyen generalmente características únicas.         


El uso de este tipo de aparatos puede resultar motivante para sus usuarios debido a su fácil utilización y su precio (bastante económicos los básicos) y porque conociendo el número de pasos que dan durante el día pueden marcarse objetivos e incrementen su actividad física diaria de una manera muy sencilla como es caminar. Con estos objetivos, las personas son capaces de establecer una rutina de ejercicio en sus vidas con la obtención de los beneficios que esta práctica lleva consigo.

Una persona que no realiza ninguna actividad física excepto caminar, debería dar entre 7.000 y 10.000 pasos al día, sin embargo la mayoría solo llega a 3.000, e incluso menos. Por ello, este aparato hace que las personas tomen conciencia de la poca actividad física que realizan y así mentalizarse de que deben realizar más ejercicio para tener una vida más sana y abandonar ese sedentarismo al que la sociedad actual está tan acostumbrada. Por lo tanto, puede ser “ese empujón” que tantas personas necesitan para comenzar a realizar actividad física.

Según un estudio publicado por el JAMA en 2007, utilizar un podómetro permite incrementar, en unos 2.200 el número de pasos realizados cada día. De esta manera, aumenta la actividad física diaria y la tasa de colesterol HDL al mismo tiempo que disminuye el Índice de Masa Corporal (IMC).

Para relacionar el podómetro con las nuevas tecnologías quería comentar tres ejemplos claros de está unificación de aparatos. El primero es el caso del iPod Nano. Sus creadores han conseguido que tenga esta función porque lleva incorporado un acelerómetro y un programa que gestiona las calorías quemadas y los pasos dados.

Otro “podómetro” que me ha llamado la atención es JOG un dispositivo que se conecta como intermediario entre la consola (Wii y Play Station 2) y el mando. Su función es “meter” al jugador dentro del juego, si quiere avanzar en el mismo debe moverse o hacer ejercicio para conseguir progresar en el juego. La empresa creadora de este aparato es New Concept Gaming.


Por último, uno de los que más me ha llamado la atención porque no lo conocía es un podómetro que se conecta a la consola Nintendo DS. Este aparato tiene un programa informático adicional donde se quedan guardados nuestros datos y podemos observar nuestra evolución y comparar unos días con otros.




Espero que os sirva la información y os animéis en usar uno de ellos.

Natalia Díaz

6 comentarios:

  1. Hola de nuevo a todos!!!!

    Interesante artículo, Natalia. Sinceramente, conocía la existencia de este tipo de aparatos, pero lo que desconocía es que hubiese tantos modelos con tantas diferencias entre ellos, y sobre todo lo que no sabía es que las propias videoconsolas tenían este tipo de artilugio. A mi parecer esto de las videoconsolas, puede ayudar a aquellas personas que por diversas circunstancias no puede salir a la calle a correr, ya que gracias a estos aparatos, puede hacer la actividad física que le gusta en casa y tener el contros de la actividad física que realiza.

    Al ver tantos modelos, pienso que todo el mundo al que le interese un poco el running, tiene a su alcance un tipo de podometro u otro para tener algo mas controlado su entrenamiento y que depende más que nada de cada uno, que tipo de podómetro utilizar.

    Yo sinceramente, no he utilizado nunca uno, pero mirando un poco, he visto que hay aplicaciones para el Iphone, las cuales también son podómetros, pero no sé hasta que punto sería fiables este tipo de aplicaciones.

    En definitiva, me ha parecido un artículo interesante y que me ha ayudado ha saber más sobre estos aparatos.

    Firmado
    Ángel Luis Santamaría

    ResponderEliminar
  2. Impresionante artículo, la verdad es que no creí que un aparato tan insignificante como puede ser un podómetro diese tanto de sí.

    De pequeño utilice un podómetro y me pareció más que nada una forma muy curiosa de entrenar, puesto que era nuestro entrenador quien nos decía los pasos que teníamos que hacer durante el entrenamiento y resulto ser una manera de entrenar muy divertida cuando eres pequeño y te estas iniciando un poquito en el mundo del entrenamiento.

    Un saludo y mi mas sincera enhorabuena por el trabajo bien hecho.

    Tirso Cotelo Vallejo

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo, Natalia. Se nota que has rastreado por todo el mercado sobre las diferentes opciones que cada marca o empresa nos ofrece, cosa que seguro te habrá llevado un buen tiempo.

    En resumen, creo que este artículo nos acerca la gran variabilidad existente en el mercado sobre este tipo de tecnología que podríamos definir como “inicial” o “básica”, aunque hay varias opciones que realmente son bastantes completas.

    Es muy importante acercar al gran público, tecnología de este tipo ya que, según mi opinión, tiene dos granes ventajas:

    1. Ayuda a tomar conciencia de la actividad física diaria realizada como muy bien has apuntado, Natalia. Esto es algo fundamental porque si una persona no conoce que su actividad física en la vida cotidiana es muy baja lo más probable es que caiga en un espiral de vida sedentaria donde cada año que pase llevará una vida menos activa con las consiguientes repercusiones para la salud que conlleva como todos sabemos.

    2. Motiva a las personas que lejos de llevar un plan de entrenamiento exhaustivo para una modalidad deportiva, tienen una preocupación por su nivel de actividad física y su salud. El simple hecho, de que una persona sepa cuantas calorías ha consumido o cuantos metros se ha desplazado, le motiva para que al día siguiente vaya caminando al trabajo o suba las escaleras y vaya percibiendo que se encuentra en un estado de forma mejor que el que previamente tenía.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Nataly!!

    Todos estos aparatos me parecen productos que pueden ayudar bastante a la motivación de las personas para decidirse a hacer deporte.

    El ipod que además de proporcionarte música, te sirve de cronometro, te calcula las calorías y además te cuenta los pasos, creo que es uno de los aparatos que más pueden motivar a alguien que desea hacer deporte. Queda claro que el que no hace deporte es porque no quiere, porque el hecho de poder hacer un estudio de tus avances deportivos gracias a las tecnologías, además de el incentivo de mejorar la salud, pienso que es un aspecto muy motivante.

    Pero eso sí, al margen de todos estos avances tan sofisticados, pienso que el motivante por excelencia, tiene que ser las ganas que cada uno tenga de mejorar su condición física y su salud, lo demás solo son alicientes que agradan temporalmente la práctica deportiva.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por este gran artículo Natalia.

    La verdad que desconocía de muchas de las utilidades del podómetro, para mi era una tecnología menor que infravaloraba y vivía a la sombra de otros instrumentos como el pulsómetro pero gracias a tú artículo he comprobado que no es así.

    Una de las grandes ventajas quizás sea su precio y también la sencilla utilización pero en mi opinión es una tecnología básica que puede ser muy útil para metas sencillas. Claro está que si podemos adquirir un podómetro más caro y sofisticado la gama de posibilidades sería mayor.

    En mi opinión una gran utilidad sería para esas personas de la tercera edad que salen a caminar o realizan varias actividades al día. Con el podómetro podrían calcular la distancia que recorren y el nivel de actividad física de su día a día.

    Respecto a otras utilidades como su introducción en el mundo de los videojuegos, puede servir para otra forma de diversión y llevar una base de datos de nuestro caminar diario. Además de una motivación extra para conseguir nuestros objetivos.

    PD: Quizás sea un buen regalo de navidad para mi padre que esta jubilado y sale a caminar. :-)

    Un Saludo. Alberto de la Cruz

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias chico. Me alegro que os haya aportado tanto este artículo como me ha aportado a mi.

    Para mi ha sido un verdadero descubrimiento este aparato por la multitud de funciones que desconocia, por lo tanto me alegra mucho que también os haya descubierto cosas nuevas a vosotros.

    Solo espero que si lo lee alguna persona externa a nosotros que le aporte esas ganas para realizar actividad física y mejorar sus vidas.

    ResponderEliminar